Proyecto Tango o qué ocurre cuando un smartphone es capaz de captar el movimiento y el espacio

Hace unos días, un amigo me hizo llegar este vídeo en el que se ve como una persona escanea en tres dimensiones la habitación en la que se encuentra. Esto es algo que ya existe desde hace un tiempo, ya sea en forma de escáneres 3D profesionales como el que tenemos en la ETSA USJ (esperamos poder tener algún resultado publicable en un futuro no muy lejano) o basados en el dispositivo kinect que se utiliza en consolas como Xbox, pero lo que me llamó la atención es que ¡el dispositivo utilizado para escanear es un smartphone!

Como no podía salir de mi asombro y no entendía cómo podía escanearse un volúmen en tres dimensiones con una símple cámara (por mucho que tenga GPS y osciloscopio), busqué un poco más de información y descubrí que se trata de un prototipo de smartphone modificado que incorpora dos sensores que no llevan los smartphones normales  (en este artículo de techcrunch explican cómo funcionan) y que forma parte de un proyecto de Google con nombre en código Project Tango, un proyecto que va mucho más allá que el de escanear volúmenes y objetos, pues está orientado en captar el movimiento y el espacio para obtener aplicaciones que no se centren únicamente en el sector de la arquitectura sino también en el de videojuegos, fabricación digital e incluso discapacitados sensoriales, tal y como muestra el vídeo a continuación:

Y a vosotros, ¿se os ocurren casos prácticos en los que vendría bien algo como esto?

Avatar
Carlos Cámara-Menoyo
Arquitecto. Doctor. Profesor. Estudiante.

Mi formación mutidisciplinar y mis múltiples intereses de investigación se vertebran alrededor de las comodificaciones entre ciudad, tecnología y sociedad dentro del marco del informacionalismo y la cultura libre, aspectos que abordo tanto desde mi vertiente profesional académica como desde mi vertiente activista

Relacionado

Siguiente
Anterior
comments powered by Disqus