Reivindicaciones

Mi respuesta en N+1 ante la precariedad laboral

Hace unos días en el blog N+1 (del que me declaro fiel seguidor), Jose María Echarte denunciaba en el post “Poner la cama” una oferta laboral publicada en la bolsa de trabajo del COAM y que era totalmente abusiva tanto por la desproporción entre exigencias (doctorado, experiencia laboral, idiomas…) y salario (16.000€ anuales inicialmente) como las condiciones (autónomo, “flexibilidad y disponibilidad total en función de las necesidades del estudio sin atención a horarios ni días laborables” -sic.). El caso ha sido tan sonado que apareció en portada de meneame.net (donde recibió 107 comentarios), ha recibido más de 94 comentarios en el artículo original y se publicó una denuncia en la web de actuable que ha conseguido recabar más de 2350 firmas que se han traducido en 2350 correos para el COAM y para el estudio implicado. Entre una cosa y otra se ha ido modificando rápidamente la oferta laboral, primero para aumentar la remuneración (llegó hasta 22.000€ anuales), luego la edad (ampliable hasta 45 años) y el modo de contratación (de “autónomo” a  “autónomo o indefinido a elegir” sic.) y finalmente se retiró de la bolsa de trabajo, lo cual me parece un gran logro. A continuación dejo mi pequeña aportación, una copia del comentario que puse en el post original:

El futuro de los arquitectos pasa por aprender a pescar

Hace unas semanas el Decano del Colegio de Arquitectos de Cataluña, Lluis Comeron, se manifestaba ante la “alarmante” situación que vivimos los arquitectos tras la publicación1 de un informe que analiza la evolución de los visados a partir de varios datos relacionados con los visados2. El Decano reclamaba en la carta  “más implicación a las administraciones” con el objetivo de conseguir que la construcción llegue, como mínimo, al 6% del PIB en los próximos meses en lugar del 2% actual a la vez que y alertaba “de la posible pérdida de otros 100.

Arquitectos, software libre y apoyo institucional

Como sabéis los que me conocéis o leéis soy partidario del software libre y lo uso siempre que puedo (hace ya dos años que uso linux y solo entro a windows cuando me obliga la Agencia Tributaria) pero sobretodo soy partidario de que la libertad de que cada uno elija el software que quiera (tanto es así que esa es la esencia de la asignatura que imparto en la Universidad de San Jorge). Con estos antedecentes es fácil comprender que me haya alegrado mucho al enterarme, casi a la vez, a través de Daniel Gil, de Bauen, y de Andrés Moya, de Bitácora virtual , de la existencia del grupo AGNU (Arquitectura y GNU).

AGNU es un espacio abierto, no limitado geográficamente ni exclusivo para arquitectos (aunque ofreceremos herramientas y recursos específicos para la profesión). Os animamos a todos, seáis o no arquitectos y vengáis de donde vengáis, a uniros a nosotros. Si queréis saber más sobre nosotros podéis echar un vistazo a algunos motivos por los que nos interesa el Software Libre y lo que pretende ser esta web. Fuente: http://agnu.ibaca.net/es/quienes-somos/agnu

Desde AGNU defienden el uso del software libre como herramienta de trabajo habitual en los estudios de arquitectura y denuncian que instituciones como el Colegio Oficial de Arquitectos de Cataluña (COAC) no solo no lo apoye sino que obligue a sus colegiados a utilizar programas informáticos de pago que nada tienen que ver (o nada tendrían que ver) con el Colegio, como son Microsoft Office, Adobe Acrobat, Windows… ya que las aplicaciones informáticas necesarias para hacer los trámites o los visados telemáticos así lo exigen y no ofrecen alternativas para utilizar otro software o sistema operativo. Tanto es así que hasta han creado un manifiesto en el que se solicitan firmas de los colegiados catalanes para que el decano que salga elegido tras las próximas elecciones tenga en cuenta estas solicitudes y le ponga remedio (los interesados pueden leer y firmar la moción en este enlace).