Sintel: un vídeo vale más que mil palabras

Sintel, además de ser un corto de animación realizado íntegramente con programas de código abierto1, es la tercera “openmovie” realizada por la Blender Foundation. Más allá de ser interesante por la gran calidad de la animación, llaman la atención el concepto de “openmovie” y las particularidades que eso implica.

La mayor singularidad que tiene es que la realización del corto es un medio para conseguir varios fines, y no a la inversa, a diferencia de lo que ocurre con la mayoría de películas y cortos cuyo fin es su propia realización. Así pues, la película es una excusa para conseguir cubrir varios objetivos que se especifican claramente en su web y que he querido agrupar en estos: desarrollo y testing por un lado  y difusión y documentación por otro.

Desarrollo y testing

Seguramente uno de los objetivos más ambiciosos del proyecto. Si ya es destacable utilizar un único software, Blender, para la realización del modelado, renderizado, animaciones y postproducción de Sintel, todavía es más encomiable si cabe el hecho de que se realizó con una versión beta, es decir, una versión no estable e inacabada que se ha ido desarrollando a la vez que la película.

Uno de los problemas que ha ido arrastrando Blender desde sus orígenes es que a pesar de ser un software excelente, su interfaz y usabilidad dejaban bastante que desear. Conscientes de ello, sus creadores han querido hacer una nueva versión, la 2.5, en la que replantear totalmente la interfaz y añadir nuevas funcionalidades, así que no se les ocurrió otra cosa que ir desarrollándola casi en paralelo al desarrollo de la película. Normalmente en los procesos de prueba de las versiones beta (beta-testing) se suele pedir la colaboración de varios tester que investigan partes concretas del software, en función de su área de conocimiento. En este caso se ha querido ir aún más lejos, porque todos los “tester” eran además creadores reconocidos, y tenían un mismo objetivo: hacer posible la realización de la película. Esto, además de ser una auténtica puesta en carga del programa y del proceso (también este punto era parte de los objetivos de Sintel), ha permitido no solo detectar errores y corregirlos sino crear nuevas funcionalidades y mejoras que se han ido incorporando en las sucesivas versiones beta  de la versión 2.5.x  y que tiene que acabar originando en unos meses la versión estable 2.6.

Difusión y documentación

Tanto o más importante que tener una buena herramienta es hacer que la gente sepa que existe y que puede utilizarla de forma sencilla. Así pues, no es de extrañar que uno de los objetivos de Sintel fuese precisamente el de dar una buena publicidad no solo al proyecto en sí si no a las herramientas utilizadas y sobre sus singularidades.

Una vez más aquí no optan por lo convencional en estos casos y en lugar de pagar una campaña publicitaria, han realizado un vídeo de alta calidad y gratuito, que no solo sirve como una excelente tarjeta de visita para demostrar lo que se puede hacer con software libre sino que además se extiende de forma viral por toda la red, ampliando todavía más su alcance. Además del vídeo han dedicado mucho esfuerzo en ofrecer una web, www.sintel.org, que contiene toda la información específica del proyecto y su desarrollo. A las típicas secciones de equipo humano, notas de prensa, imágenes, trailers, sponsors… hay que sumar un sinfin de tutoriales, videotutoriales y documentación (la mayoría recopilados en este set de 4 DVD que pueden comprarse por 27€) que explican no solo cómo se ha realizado el proyecto sino que también contienen los archivos originales de los personajes, texturas, escenas… para poder estudiarlos y trabajar con ellos. Y por si fuese poco todo el material está publicado bajo licencia Creative Commons, favorenciendo aún más que pueda utilizarse, modificarse y redistribuirse de forma legal.

Conclusiones

He de reconocer que cuanto más he ido conociendo del proyecto, más me ha gustado y no puedo hacer otra cosa que quitarme el sombrero ante los miembros de la Blender Foundation y en especial de su creador, Ton Roosendaal, por haber sido tan inteligentes de cuestionarse las reglas del juego para conseguir unos excelentes resultados que se traducen en unas especificaciones técnicas tan concretas y ambiciosas que solo podían dar un resultado tan positivo como ha sido este corto y todas sus consecuencias.

Acciones como estas permiten no solo acabar con el mito de que el software libre es solo para afincionados sino que además ponen al alcance de cualquiera todas las herramientas necesarias para conseguir hacer lo mismo.

[+info]

Tenéis más información sobre sintel en esta página de su blog oficial, y también está a la venta por 27€ un conjunto de 4 DVD que explican con detalle cómo se ha realizado la película.

A continuación os dejo también un enlace a las tres openmovies anteriores:

  • [Orange] Elephants Dream (20052006): la historia de dos personajes que visitan el interior de una extraña máquina que no parece tener fin.
  • [Peach] Big Buck Bunny (2008-2009): una animación con toques infantiles sobre cómo unas ardillas con mala leche le hacen la vida imposible al conejo gigante que da nombre a la película.
  • [Apricot] Yo Frankie! , (2008-2009) : en este caso se trata de un videojuego multiplataforma (Windows, MacOS y Linux) basado en el personaje de la ardilla “maligna” de Big Buck Bunny.

____________

Para el desarrollo completo del proyecto solo se ha utilizado el siguiente software de código abierto:

  • Blender para los gráficos 3D y edición de vídeo
  • Al.chemy y Gimp-Painter para la creación de personajes.
  • GIMP e Inkscape  para la creación y edición de imágenes. También han utilizado para este fin, aunque en menor grado los programas MyPaint y Krita.
  • OpenEXR para el renderizado
  • Python para la creación de scripts.
  • SVN para el almacenamiento de las bases de datos del estudio.
  • Todos los equipos de trabajo del estudio tenían un sistema operativo Linux de 64 bits..
Siguiente
Anterior
comments powered by Disqus